Opinión
Análisis de la actualidad

Toda paciencia tiene un límite

Macri está poniendo a prueba la paciencia de los argentinos, que no es una de sus mayores virtudes.

Por José Luis González, de la redacción de NOVA

El Gobierno de Mauricio Macri intenta ganar tiempo. “Vamos por el buen camino”, insiste el presidente, aunque no hay datos económicos positivos que lo avalen y todavía no llega la oleada de inversiones extranjeras prevista. Los empresarios consultados coinciden en una misma intriga: ¿Quién va a invertir con un 40 por ciento de inflación y unas tasas de interés oficiales del 28,5?

Algunos explican que en Argentina ahora mismo se gana mucho más dinero y se arriesga menos prestándole dinero al Estado (negocio que llaman “bicicleta”) que con una inversión productiva.

El tipo de cambio lleva meses estable, por lo que Argentina ofrece en este momento una de las rentabilidades del dinero más altas del mundo. Los bancos están en su gran momento y el campo también está explotando porque el Gobierno le bajó mucho los impuestos.

Pero tanto la industria como las clases media y baja, están al límite de la resistencia ¿Cuánto más podrán esperar? Preocupa saber cuál es el margen de ajuste por parte del Gobierno a los sectores de menos recursos, donde la realidad es otra, donde la dificultad de poner un plato de comida en la mesa es diaria.

Macri está poniendo a prueba la paciencia de los argentinos, que no es una de sus mayores virtudes. El Gobierno de Cambiemos busca apoyo internacional pidiendo inversiones que nunca llegan. Mientras tanto, en el país la olla se va calentando.

El incremento de comedores y merenderos en todo el conurbano bonaerense, por citar sólo un ejemplo, es el fiel reflejo de la crisis económica que azota al país entero.

Con el fin de año a la vuelta de la esquina, las esperanzas están cada vez más lejos. Los defensores más acérrimos del macrismo, insisten en que las protestas no son la solución. Ya son tan frecuentes las movilizaciones que el Gobierno está inmunizado.

Sin embargo, hasta los más fieles al actual Presidente admiten que no conviene poner mucho más tiempo a prueba la paciencia de los argentinos, sobre todo teniendo en cuenta la promesa de un bono de fin de año que sabe más a migajas que a solución ¿Quieren apagar el fuego con nafta? Aún queda tiempo de tomar buenas decisiones.

Lectores: 494

Envianos tu comentario