José C. Paz
Se abre el abanico

El rol del intendente Mario Ishii en el asesinato de Natacha Jaitt

  • Raúl Velaztiqui Duarte, único detenido en el caso Jaitt, junto al secretario de Gobierno de José C. Paz. (Foto: NOVA)
    Foto 1 de 3
  • Raúl Velaztiqui Duarte, único detenido en el caso Jaitt, junto a Lissa Vera, ex Bandana. (Foto: NOVA)
    Foto 2 de 3
  • La productora de Raúl Velaztiqui Duarte, único detenido en el caso Jaitt, y el vínculo con el padre de Lissa Vera, titular del teléfono de la firma. (Foto: NOVA)
    Foto 3 de 3

A casi una semana de lo sucedido con la mediática Natacha Jaitt, tras su asesinato en Benavídez, muchos personajes del entorno del único detenido, Raúl Velaztiqui Duarte, están dando que hablar y sorprenden, ya que no solamente son del mundo del espectáculo, sino que de la política.

El representante y productor paraguayo, estaría teniendo la banca financiera y políticamente por el secretario de Gobierno de la Municipalidad de José C. Paz. Justamente, un territorio al que apuntan como cuna del narcotráfico.

Haciendo hincapié en la mercancía, aparece en el centro de atención la marihuana como el fuerte comercialmente. El intendente de ese Partido, Mario Ishii, de fuerte vínculos con narcotraficantes y mafiosos locales, donde sus funcionarios los tienen de guardaespalda., sería fundamental en las actividades de Velaztiqui.

Cabe recordar que hace algunos años, un juez de Lomas de Zamora ordenó el allanamiento de una panificadora por lavado de dinero. Allí, Agustín Rapisarda fue demorado y se transformó en el segundo detenido por narco. La credencial de la Honorable Cámara de Senadores de la Provincia de Buenos Aires que tenía encima, llevaba la firma de Mario Ishii, senador provincial.

Como si fuera poco, el señor Ishii fue relacionado al asesinato de Pedro “El Lauchón” Viale y al atentado que sufrió Javier Fernández, ex-Auditor General de la Nación y durante gran parte de los años kirchneristas, mano derecha de Jaime Stiuso para el “tráfico de influencias” ante la Justicia. Ese ataque, del que se salvó de milagro a Stiuso, vendría de una patota que respondía a Mario Ishii.

¿Caen como dominó?

Luego de lo que fue la detención del hombre oriundo de Paraguay, quien llevó a Natacha Jaitt al salón de eventos, se lo privó de su libertad por las contradicciones en su testimonio.

NOVA pudo averiguar el entramado fuerte entre él y la artista Lissa Vera, ex Bandana, en donde aparece como hombre fundamental en la relación, Miguel Ángel Vera, su padre, quien es el titular del número telefónico con el que llevan adelante todas las negociaciones de la productora, tal como lo publican en las redes sociales.

En este sentido, Ulises Jaitt, hermano de Natacha, se hizo eco de la información, y apuntó contra Lissa, quien, a partir de allí, visitó los estudios de un programa de televisión muy conocido en la farándula, donde manifestó que "No estaba enterada de la reunión del viernes. No me llegaron a decir".

No conforme con esa defensa, continuó diciendo que desconocía su relación con las drogas. “Yo nunca la vi mal y si tenía problemas de adicción, nunca lo hizo adelante mío”, sostuvo.

Por lo pronto, el tema es tan delicado como difícil, y con el transcurso de los días, el representante Velaztiqui Duarte tendrá que buscar una buena respuesta para desligarse de lo comprometido que quedó. El asesinato de Natacha Jaitt tiene que ser esclarecido, alguien debe pagar, y mínimo, un culpable tiene que haber.

Lectores: 487