Economía y PyMES
Gestión de Nardini

Tras 22 años de espera, empresa local obtuvo su habilitación

Los dueños de la empresa esperaban este día desde el año 1996.

El intendente Leonardo Nardini estuvo junto a los dueños de la empresa Midori S.R.L., quienes recibieron después de 22 años de espera la correspondiente habilitación municipal. El trámite para poder obtenerla fue hecho en el año 1996 y nunca obtuvieron respuesta.

El jefe comunal afirmó: “Es un día muy importante. Ahora pueden trabajar con previsibilidad y mirar a un futuro mejor para seguir avanzando. No tener la habilitación era un limitante importante. Ahora pueden generar más trabajo. En este momento tan difícil queda plasmado que no era imposible generar la oportunidad de mirar hacia adelante”.

Midori es una industria química especializada en la tercerización de productos veterinarios e insecticidas agroquímicos, nacida en el año 1984. Esta agroveterinaria tiene clientes para exportación, por lo que contar con algo tan básico e imprescindible como la habilitación municipal, era primordial para ellos.

“Esto sirve para que las empresas que no confiaban o que ya no tenían ganas de poner las cosas en regla porque pensaban que no iba a salir jamás la habilitación, vean que no es así, que las cosas cambiaron para bien, estableciendo reglas de juego como corresponde para beneficio de todos. No se puede avanzar si no generamos un vínculo de confianza”, aseguró Nardini.

Por su parte, Francisco Alberto Pardi, uno de los dueños de la empresa, dijo: “Esta gestión tuvo el toque especial de presentarse desde un principio, de conocernos. En ese momento salieron a flote las problemáticas que teníamos y que no se resolvían. Eso es muy grave, que los problemas no se resuelvan. Pero con diálogo, preocupación y predisposición, se logra. El intendente cuenta con una empresa que le va a dar todo el apoyo posible, porque esta es una gestión distinta”.

A lo que la doctora Regina Arakaki, otra de las socias de Midori, agregó: “Era una traba muy grande no tener habilitación porque en el imaginario del que está en frente se crea el pensamiento de que algo no funciona o hay algo raro. Nos daban permisos de funcionamiento provisorios por un año, e incluso por tres meses, pero nunca la habilitación. Hoy la trajo el intendente en persona, con esa simpleza que lo caracteriza”. 

Lectores: 132